Vecinos exigen ante las autoridades municipales encausar estas aguas hacia donde no afecte mientras se construye la PTAR

Vecinos de los barrios José Olaya, Los Pinos, Urbanización Dn. Mario – adyacente al Camal Municipal y Urbanización Los Laureles mostraron su preocupación por la forma como se ven contaminados con el arrojo de las aguas servidas que van a desembocar a la altura del puente José Olaya, en el río Maygasbamba; lugar en el que numerosas familias habitan con sus hijos que son los más perjudicados y expenden productos comestibles.

Los vecinos manifestaron que no pueden vivir en sus hogares por los olores nauseabundos que incluso les afecta a la hora de consumir sus alimentos, que incluso les ha causado dolores de cabeza en mucho de los casos, la pestilencia sería causada por los excrementos que están depositados debajo del mencionado puente.

Lo peor es que metros a bajo de donde se presenta este grave problema, a orillas del mismo río existe un manantial del cual más de medio millar de personas usan dicha agua para consumo humano; pues la utilizan porque el agua que llega a los hogares bamabamarquinos no es apta para el consumo humano, pero a menos de dos metros pasa el agua del río, por lo que éste se ha convertido en un foco de contaminación de quienes consumen el recurso hídrico, que cada día se escasea en esta parte del país.

Los preocupados vecinos dan a conocer que en reiteradas oportunidades han acudido a la Oficina de Sedabam para exigir a los responsables encausen dichas aguas a través de tuberías hacia la parte baja en donde no afecten a nadie; esto se podría convertir en una alternativa de solución momentánea, mientras construyen la ansiada planta de tratamiento de aguas residuales PTAR.

“ESCUCHAMOS HABLAR DE CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE, PERO NOSOTROS MISMOS NOS CONTAMINAMOS”

La Sra. Bertha Goicochea Salcedo, habitante del lugar, hizo un llamado bastante severo a las autoridades para que se preocupen por preservar la salud de quienes viven en este lugar: “nosotros escuchamos siempre del cuidado del medio ambiente; pero, en sí, no vemos nada de cuidado porque estamos en medio de todo el desagüe que es lo más nos contamina” señaló.

Si bien es cierto, los vecinos impiden el arrojo de basura al río, pero hasta la fecha la Municipalidad no se ha preocupado por hacer limpieza de esta rivera y esa es otra preocupación de quienes viven en esos lugares.

SOLICITAN DAR VIABILIDAD A CONSTRUCCIÓN DE LA PTAR.

El dirigente de las Juntas vecinales Jesús Benavides Marín indicó que en reiteradas oportunidades han gestionado ante las autoridades correspondientes para que encausen a doscientos metros hacia abajo, mientras se gestiona la construcción de la PTAR, cuyo presupuesto está en el Gobierno regional y corre el riesgo de perderse.

(A Pluma Limpia)

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta