Más de 70 padres de familia pernoctan día y noche en el frontis de la I.E. Inicial 301 de esta ciudad con el propósito de conseguir una vacante para sus hijos en el mencionado jardín, problema que ocurre desde hace varios años, usualmente entre noviembre y diciembre, sin que el plantel ni la UGEL tomen acciones determinantes para evitar este tipo de maltrato.

Con sus bancos, frazadas, colchones y otros trastos, algunos padres y madres están desde el pasado martes, mientras que otros desde viernes, a la espera de que la directora les atienda.

Así lo dio a conocer José Antero Guevara Cabrera, quien señaló que la directora Liliana Barboza hasta el momento no da la cara, a pesar de que la UGEL ya ha emitido una resolución para la inscripción de los niños de 3 años de edad.

Asimismo, advirtió que en Chota hay déficit de instituciones de Inicial e invocó a la UGEL para que tome las acciones pertinentes para que estas penosas situaciones no se repitan.

(Vicente Vásquez – Santa Mónica / Chota)

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta