Pertenecen a la familia Leptotyphlopidae y fueron bautizadas como Epictia venegasi y Epictia vonmayi. Los hallazgos fueron en las provincias de Cajabamba y Chota, respectivamente.serpiente-n

Un grupo de investigadores halló dos nuevas especies de serpiente en la región Cajamarca, al norte del Perú. Ambas pertenecen a la familia Leptotyphlopidae, conocidas también como serpientes ciegas, que habitan en África, América y Asia; y al género Epictia, de distribución neotropical.serpiente-nueva

Las serpientes del género Epictia son conocidas como ‘ciegas’, pero tienen actividad sensorial. Las nuevas especies de serpiente han sido bautizadas como Epictia venegasi y Epictia vonmayi en reconocimiento al trabajo y la trayectoria de los herpetólogos Pablo Venegas y Rudolf von May, respectivamente.

“Ambas se encontraron mediante trabajos sobre estudios de impacto ambiental donde evaluamos la herpetofauna del lugar junto con Heidy Cárdenas”, indica Roy Santa Cruz a Mongabay Latam. Ambos son investigadores asociados del Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional San Agustín de Arequipa (MUSA), quien recuerda que en medio de esa labor se revisaron potenciales sitios de refugio de los animales: entre la vegetación o debajo de rocas, piedras y troncos.

La Epictia venegasi fue descubierta en marzo del 2015 en la localidad de Cachachi-Moyan en la provincia de Cajabamba, a más de 2000 metros sobre el nivel del mar. En total fueron colectados nueve ejemplares.

Esta serpiente presenta 14 hileras de escamas a mitad del cuerpo y dos supralabiales, explica Roy Santa Cruz. Además, tiene entre 211 y 221 escamas dorsales y entre 17 y 19 escamas subcaudales. Mide alrededor de 17 centímetros.

Una diferencia saltante con relación a otras especies de serpiente es su patrón de coloración. Cada escama del cuerpo de la Epictia venegasi es de color negro en la mitad anterior y de color amarillo en la otra mitad. En vista dorsal los márgenes son negros y en vista ventral son amarillos. El terminal de la cola también es de color amarillo.

La Epictia vonmayi fue descubierta en enero del 2013 en la localidad de La Granja-Río Tinto, en el distrito de Querocoto, provincia de Chota, a más de 2000 metros sobre el nivel del mar. Al igual que la Epictia venegasi, tiene 14 hileras de escamas a mitad del cuerpo y dos supralabiales.

La Epictia vonmayi mide entre 11 y 12 centímetros, tiene entre 196 y 205 escamas dorsales, 18 escamas subcaudales, 14 rayas longitudinales negras en todo el cuerpo que recorren el centro de cada escama separados por espacios amarillos, 10 rayas longitudinales en la cola que recorren el centro de cada escama separadas por espacio de amarillos, y un terminal de cola también de color amarillo, explica Santa Cruz. En total se encontraron dos ejemplares de Epictia vonmayi.

Según el especialista, ambas especies son endémicas. “Para nosotros fue una grata la sorpresa encontrarlas. Nos pareció raro desde un inicio. Procedimos a tomar fotografías y anotar todos los datos referentes a las colectas, como medidas, tipo de hábitat, ubicación geográfica. Luego del proceso de campo las llevamos a una colección científica en el Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional de San Agustín (MUSA), donde las estudiamos, hicimos todo el desempeño de morfología y pudimos constatar que se trataba de algo novedoso. Conversamos con la especialista Claudia Koch, revisamos a profundidad comparándolas con especímenes de otros museos. Pudimos determinar que eran dos especies nuevas y procedimos a su descripción”, cuenta Roy Santa Cruz.

Claudia Koch es especialista en este grupo de serpientes y ha descrito cinco especies de Epictia para el Perú, destaca Santa Cruz.

El artículo científico en el que se realizó el anuncio del hallazgo fue publicado en la revista Zootaxa el pasado mes de agosto. Los autores del mismo son Roy Santa Cruz, Heidy Cárdenas y Claudia Koch.

Fuente: RPP

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta