La Unión Europea ha decidido multar con 110 millones de euros a Facebook por no decir la verdad cuando compró WhatsApp

La Comisión Europea acaba de anunciar su decisión de multar con 110 millones de euros a Facebook. La multa tiene lugar por considerar que la red social proporcionó información incorrecta o engañosa durante la investigación que que tuvo lugar en 2014 cuando se anunció la adquisición de WhatsApp por parte de los de Zuckerberg.face multado

El pasado mes de diciembre la Comisión Europea acusó a Facebook de haberles mentido mientras investigaban si dar luz verde o no al proceso de adquisición de WhatsApp. Según Bruselas, la red social les aseguró que no tenían una forma “fiable” y automática de relacionar las cuentas de WhatsApp y Facebook de sus usuarios.

“La decisión de hoy envía una señal clara a las empresas de que deben cumplir con todos los aspectos de las normas de fusiones de la UE, incluida la obligación de proporcionar información correcta, e impone una multa proporcionada y disuasiva en Facebook”, ha declarado la comisaria Margrethe Vestager, responsable de las políticas de competencia.

Facebook sabía que sí podía unir las cuentas

Pese a haber asegurado que no tenían manera de hacerlo, Facebook anunciaba este mismo año que compartiría con WhatsApp los datos de sus usuarios para, entre otras cosas, ofrecer una publicidad mejor segmentada. Las críticas por esta medida llegaron primero de Estados Unidos, y se les sumaron las autoridades europeas y de países como España. Como consecuencia la red social dio marcha atrás de forma temporal en territorio europeo.

Pero la marcha atrás no contentó a las autoridades europeas, que vieron en este movimiento una prueba de que Facebook les había mentido, o que por lo menos les había proporcionado una información errónea o “engañosa”durante el proceso de adquisición de WhatsApp. Europa ahora da por hecho que en aquel entonces el personal de Facebook era consciente de que existía la posibilidad de poder unir las cuentas.

La decisión de hoy, dice la Comisión en su comunicado, no afecta a la autorización de la transacción de 2014. De hecho dicen que esta se basó en varios elementos que iban más allá de los usuarios, y que la información incorrecta proporcionada por Facebook no influyó en la decisión final de darles luz verde. También aseguran desde bruselas que la decisión nada tiene que ver tampoco con otras causas abiertas contra la red social en materia de privacidad.

(accesoperu.com)

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta