Durante la semana se conoció sobre el suicidio de una estudiante en los Baños del Inca; en el día del maestro, un profesor se mató por el barrio Chontapaccha de la ciudad, y ahora un nuevo suicidio en la provincia de San Ignacio.

Familiares del fallecido narraron que padecía de una enfermedad incurable y la discusión con su esposa sería el “detonante”, para tomar la fatal decisión.

Fuentes policiales informaron que el ciudadano Genaro Abarca (38), quien padecía de una enfermedad incurable, tuvo una fuerte discusión con su esposa, ella le llamó la atención porque no cuidaba su salud, esto lo llenó de cólera y cogió su escopeta para dirigirse luego a su chacra y allí se disparó en la cabeza.

El hecho se produjo en el caserío Alto San José del centro poblado Nueva Esperanza, provincia de san Ignacio, donde los efectivos policiales constataron que proyectil de arma de fuego ingresó por la boca.

Hasta la zona se trasladaron los efectivos de la división de Criminalística y el representante del Ministerio Público para constatar el deceso y luego llevar el cadáver hasta la morgue del lugar.
(RPP)

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta