MÁS 20 MIL DOCENTES DE LA REGIÓN DE CAJAMARCA SERÍAN VACUNADOS

Pedro Castillo: “No estamos acá para hacer ningún gesto para desestabilizar, dividir, ni golpear la democracia”

Cecilia Chacón y hermano de Chlimper pagaron tasas para anular votos de Puno

Guillermo Bermejo no descarta participación de Vladimir Cerrón en eventual gobierno de Pedro Castillo

Con tenedores o a mano: Hallazgo de un pastor desata “fiebre del diamante” en Sudáfrica

UN 28 DE SETIEMBRE :-:-: Nacimiento de Micaela Villegas ”La Perricholi”

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Micaela Villegas ”La Perricholi” fue una de las protagonistas de la etapa colonial en el siglo XVIII, nacida el 28 de setiembre de 1748 en el pueblo de Tomayquichua (Huánuco).


Existen diferentes versiones acerca de su origen, pues si bien es cierto, muchos historiadores opinan que Villegas es natural de Tomayquichua, otros testimonios indican que ella fue nació en Lima y así lo declaró ella misma en su testamento.

Según su partida de bautismo, Micaela Villegas nació el 28 de setiembre de 1748. Fue la primogénita del matrimonio formado por Joseph Villegas y María Teresa Hurtado. Pese a que poco se sabe de su niñez, su familia era modesta y vivían en el Rímac y Micaela, pese esa condición, aprendió a leer y escribir, haciéndose aficionada de las obras de Lope de Vega y Calderón de la Barca.


A los 15 años. ya cuando había mostrado afición por el canto y danza, debutó en el Coliseo de Comedias, convirtiéndose en una actriz de moda, admirada incluso por las autoridades del virreynato.

Precisamente, su fama en las tablas despertó el interés por parte del Virrey Manuel Amat y Juniet, con quien, Villegas vivió uno de los romances más escandalosos del siglo XVII. Amat la hizo su amante y el centro de la vida social limeña. En 1769 tuvieron un hijo al que llamaron Manuel.

Villegas propició muchas construcciones que Amat realizó en su gobierno: La Alameda de los Descalzos, La Quinta de Presa, el Paseo de Aguas como los principales testimonios.

Precisamente, fue Amat quien la llamó ”Perricholi”. Un historia sostiene que el Virrey la la llamaba en la intimidad “peti-xol” que en catalán significa “alhaja” o “joya”. Pero, otra versión menos romántica, sostiene que en una pelea acalorada entre ambos, Amat la llamó enfurecido “perra chola” que en su acento catalán sonaba a “perri choli”; el incidente trascendió fuera del Palacio, y la alta sociedad limeña que no le tenía mucho aprecio comenzó a llamarla La Perricholi para humillarla.

(DEPERU.COM)

Noticias Recientes