MÁS 20 MIL DOCENTES DE LA REGIÓN DE CAJAMARCA SERÍAN VACUNADOS

Pedro Castillo: “No estamos acá para hacer ningún gesto para desestabilizar, dividir, ni golpear la democracia”

Cecilia Chacón y hermano de Chlimper pagaron tasas para anular votos de Puno

Guillermo Bermejo no descarta participación de Vladimir Cerrón en eventual gobierno de Pedro Castillo

Con tenedores o a mano: Hallazgo de un pastor desata “fiebre del diamante” en Sudáfrica

Sala penal de Lambayeque rechazó hábeas corpus para Antauro Humala

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

a Primera Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque confirmó la resolución N.° 1 emitida por el Juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Chiclayo, de fecha 27 de agosto del 2020, que declaró improcedente la demanda constitucional de hábeas corpus a favor de Antauro Igor Humala Tasso.


Asimismo, los magistrados de la Sala Penal impusieron al abogado suscrito de la demanda del hábeas corpus, César Milla Ormaeche y al demandante Enrique Bernal Solano, la multa de diez Unidades de Referencia Procesal (URP) para cada uno, por su actuación temeraria en el presente proceso constitucional.

En la resolución emitida, se aprecia que los demandantes y sus abogados han presentado en forma reiterada siete demandas similares en los distritos judiciales de Lima, Puno, Piura, San Martin, Huancayo y La Libertad, que fueron declaradas improcedentes por la magistratura nacional.


Además infringieron con su deber de actuar como servidores de la justicia, así como de proceder con sujeción a los principios de probidad y veracidad, conforme lo estipula el inciso 2 del artículo 288, de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

También, se verificó que sobre el presunto riesgo de vida y salud del beneficiario, no se aprecia ninguna amenaza o vulneración a sus derechos a la vida, la salud y la integridad, en su condición de interno en un establecimiento penitenciario. Tampoco que haya recibido un tratamiento inadecuado o irrazonable vinculado a la COVID-19. Por lo tanto, se desestimó el argumento de apelación.